QUIÉNES SOMOS

La oferta de Los pequeños bilingües nació en 2010 en respuesta a una nueva problemática: la necesidad de proponer a padres trabajadores una guardería cerca de su domicilio, para hacer más cómoda la acogida del pequeño (menos trayecto para el niño, posibilidad para los dos padres de ocuparse de él, tiempo de acogida en grupo más adaptado) y aportar una mayor serenidad a los colaboradores.

Código de conducta

Las 10 claves del éxito de un centro de educación infantil

Proyecto Educativo

Un centro de educación infantil que se precise tiene que contar con un proyecto educativo. El proyecto educativo es fundamental para dar coherencia a las actividades y aclarar los objetivos formativos. Para garantizar su aplicación los centros cuentan con un Coordinador Pedagógico, que no sólo tiene una función administrativa, sino que también supervisa, controla y apoya a las educadoras.

Personal cualificado

El personal cuenta con una formación especializada ( expertos en bilinguismo, técnicos en educación infantil etc ) con contratos de larga duración . Es importante que los contratos no sean precarios para la estabilidad del grupo.

Adaptación

Lo importante es la adaptación personalizada, que las educadoras y los papás la estudien y la discutan juntos. La asistencia a la guardería debe realizarse de forma gradual y puede durar una o dos semanas. La adaptación se adecuará a cada niño.

Participación de los padres

Entre el centro de educación infantil y la familia debe existir una continuidad horizontal para instaurar un clima de confianza y de intercambio que es fundamental para el bienestar del niño. El grado de participación de los papás se considera un indicador de calidad a todos los efectos. Es importante que se mantengan entrevistas personales con las educadoras, así como encuentros periódicos con el personal y con el resto de papás y mamás para estar implicados en las decisiones importantes.

Espacio

Cada niño dispone de un cierto espacio, que es variable. En cualquier caso siguiendo las normas del Ministerio de Educación los espacios están limpios, cuidados y no resultan dispersivos. Los niños tienen que tener espacios al aire libre

Capacidad

En la mayoría de los casos, las guarderías suelen aceptar entre 40 y 80 niños con el fin de atender los cuidados de cada uno de ellos y siempre mantener en nuestro centro un ambiente familiar. Los modelos clásicos engloban 4 clases, que atienden niños de entre 3 meses y 3 años. Siempre se tiene que contar con más personal que el legalmente establecido y el número de alumnos por aula varía en función del grupo de edad al que pertenezcan.

Actividades

La jornada de los niños está organizada en función de las actividades que realizan y del ritmo del niño , tanto de la rutina que se compone de comida, cambio de pañal y siesta como del juego y aprendizaje que complementamos con música, psicomotricidad, brain gym y comunicación no verbal. Es importante presentar como se organiza una jornada tipo ya que no debe haber lugar a la improvisación pero tampoco una excesiva rigidez. Los centros tienen que transmitir en un “diario de a bordo“ a los padres todo lo que el pequeño ha hecho durante el día al margen de circulares y comunicados.

Comedor

Hay que comunicar a los papás la dieta semanal y mensual establecida por especialistas en nutrición. La dieta siempre se puede modificar en función de las necesidades alimentarias particulares.

Espacio exterior

Ciertos centros de educación cuentan con un jardín privado al igual que un huerto para que los pequeños para que puedan explorar y desarrollar habilidades motrices. Este espacio suele estar debidamente cerrado con el fin de garantizar la seguridad de los niños

Juegos y mobiliario

Los centros tienen que respetar la normativa de seguridad y de prevención de incendios establecida al igual que la normativa prevista para los centros escolares como la seguridad en el empleo de mobiliario y el uso de juguetes que cumpla con la normativa europea. Todos los juguetes están al alcance de los niños y su disposición cambia con el tiempo con materiales distintos en función de la edad del niño para estimular su curiosidad y favorecer nuevos descubrimientos.




Nuestros valores

La base de nuestra conducta y compromiso

Algo más que una simple guardería, nuestro establecimiento está concebido para que cada uno se sienta… ¡cómo en casa! Es por ello que nuestros valores están a la altura de nuestras ambiciones.
Tenemos una misión social: hacer todo lo posible para dar a la Pequeña Infancia el sitio que se merece para contribuir de una mejor manera al equilibrio entre vida personal y vida profesional.
Contamos desde 2010 con el reconocimiento por nuestro saber hacer único: crear las mejores condiciones para el desarrollo de la Pequeña Infancia y acompañar a las empresas en el desarrollo de sus proyectos de guardería.
Otorgamos una especial importancia a la contratación de nuestros colaboradores, razón por la que formamos y acompañamos a nuestros equipos en interno. Las ventajas que ofrecen los “les ptits bilingües” les permiten realizar su trabajo junto a los niños de la mejor manera posible.
Nos encanta nuestra profesión y deseamos compartir nuestras convicciones con el mayor número de personas para que la Pequeña Infancia se convierta en una gran prioridad.
Inventamos nuevas vías para acondicionar el espacio respetando el entorno en sentido amplio e innovamos para contribuir siempre de la mejor manera a la estimulación de los niños y a la serenidad de todos aquellos y todas aquellas ligados diariamente con la guardería.